LA CASA DEL TIGRE

En la Casa del Tigre nada es lo que parece. Situado en la calle Amparo, Sevilla, este proyecto familiar, busca que sus invitados se sientan relajados, libres y disfruten de la sabrosa cocina a través de la creación de una atmósfera muy especial marcada por la historia del propio lugar y la riqueza de la dualidad de la idiosincrasia sevillana.

FECHA 2018
LOCALIZACIÓN Sevilla
CLIENTE El Tigre de Amparo
ESTADO Realizado
PROGRAMA Arquitectura, Interior, Branding
EQUIPO LUGADERO (Marta Morera, Javier Martínez, Antonio Figueroa, Elisa Monge, Tamara Fernández, Beatriz Pavón), Pierre, Miguel, Alberto, Brandon, Emilio, Pedro, Manuel
COLABORADOR Antonio Barahona
FOTOS Opalo

En un lugar cargado de historias, la Casa del Tigre ha contado con importantes huéspedes a lo largo de los años: desde Santa Teresa al Gobernador de Sevilla. Pero si hubo una figura que marcaría el devenir del lugar, esa fue la de José María Lassaleta, explorador, aventurero, y director del zoológico de Jerez. Fue en la etapa de los años 70, cuando se instala en el edificio, teniendo como mascotas, entre otros animales, un tigre, que asomaba por el balcón de la planta primera, atrayendo la atención de los vecinos del barrio.

Un proyecto cargado de mística especial alrededor de la historia del edificio que se materializa en dos espacios claramente diferenciados por un umbral. El comedor, amable y en contacto con el exterior, se diseña en colores claros para crear un atmósfera relajada. La utilización de un mobiliario ligado a la identidad colonial de la que bebe la historia de este edificio, contrasta con la sala interior, de gran carácter y en cuyo fondo se localiza un wunderkammer contemporáneo que contiene diferentes objetos traídos de los viajes del explorador. Una barra semicircular invita a los usuarios a poder elegir diferentes ambientes al tiempo que optimiza los flujos y recorridos de clientes, camareros, comidas y bebidas.