RESPETO CAMINA CONMIGO

En un huerto donde el activismo y la ambición por mejorar predomina sobre el incesante vandalismo sufrido por los huertos, Respeto Camina Conmigo es la propuesta de «Luces de Barrio» 2016 y se une a la motivación de los hortelanos para convertir sus palabras en luz.

FECHA 2016
LOCALIZACION Sevilla
CLIENTE 
Luces de Barrio. ICAS Ayuntamiento de Sevilla
ESTADO Realizado
PROGRAMA Arte, Participación, Placemaking
EQUIPO 
LUGADERO (Marta Morera, Javier Martínez, Elisa Monge, Antonio Figueroa) Nomad Garden, El Mandaito, Surnames, San Jerónimo Gardeners
VIDEO SURNAMES

UN PROYECTO COMISARIADO POR NOMAD GARDEN

Todo comienza con la premisa de hacer un rótulo “tipo Hollywood”. Hollywood y San Jerónimo. Una aproximación inmediata desde la lucha de clases, una barrera sustancial que separa estas dos realidades y que nosotros nos propusimos derribar. Nuestras primeras reuniones con los hortelanos fueron guiándonos, habían sufrido un robo en sus huertos hacía dos días y estaban desolados. “Nos han robado más de quinientas gallinas” afirmaba Juan, de Ecologistas en Acción. “Es desesperante, hay muchos hortelanos que están tirando la toalla”, nos decía Susana. Ante esta desagradable circunstancia, quisimos ayudarlos de algún modo, por ello, estuvimos trabajando para poder transmitir sus preocupaciones y, a la misma vez, lanzar un mensaje de aliento que los ayudara a continuar con su labor día a día. Así, y tras un largo trabajo de búsqueda y creatividad, Fernando Mansilla, atendiendo a los deseos de los hortelanos, crea Respeto Camina Conmigo, un velado homenaje cinematográfico, al tiempo que una frase capaz de englobar la necesidad que tiene el huerto de ser respetado y valorado. Los hortelanos no solamente nos ayudaron con la idea, sino también con la construcción de la instalación, así no podríamos haber hecho realidad sus deseos sin la incansable ayuda de Susana, las bromas diarias de Tomás, el tesón de Dionisio, la alegría de Trini, la vitalidad de Manuel, la generosidad de Antonio, y las manos de todos y cada uno de los hortelanos que nos regalaron su tiempo y su energía. Como consecuencia de su problemática, tuvimos que montar la instalación el mismo día de la inauguración, con todas las complicaciones que ello conllevó. Gracias a Sergio, Salas y Fran por estar siempre dispuestos, a Julia por ponerse manos a la obra con nosotros, a Juanma por su comprensión, a las chicas de El Mandaito por echar todas las manos y darnos de comer, a Josemi, Juanma, Antonio y Victor por llegar en el momento adecuado, a Caridad y Manolo por los continuos viajes al contenedor, a Mansilla y los Espías por su actitud, y a todos los que de una manera u otra estuvisteis allí y lo hicisteis posible. Respeto Camina Conmigo se ha convertido en nuestro lema. Una frase que nos acompañará siempre.